Ñoquis rellenos

 

El nombre de esta receta casi evoca un castigo chino más que un rato agradable. Pero, realmente, no es tan complicado hacerlos como pareciera por el título.

Cociné 1 kilo de papas con su cáscara hasta que estuvieron a punto al pincharlas. Dejé enfriar hasta temperatura “humana” y las pelé. Hay que pisarlas en un bol (yo las hice por primera vez casi sin utensilios, con la mano). Agregué un puñado de queso duro o semi duro rallado, sal, pimienta, nuez moscada y un huevo. Luego espolvoree con harina como para que seque la masa y la haga manipulable para hacer formitas. (No se tiente con la harina, la gracia está en que se sienta la papa y no sea un mazacote)

Toda la siguiente operación va espolvoreada con harina para que no se pegotee.

  • Como cualquier ñoqui, hay que hacer choricitos con la masa y cortar con cuchillo (algo más grandes que el ñoqui común).
  • Agarrar cada trocito en el hueco de la mano derecha, ponerle un pedacito de ciruela sin carozo blanda, amasarlo ligeramente con la izquierda y pasarlo por la lira de ñoquis (o los dientes de un tenedor) suavemente para darle la forma más ovalada del ñoqui.
  • Se pueden cocinar directamente en agua hirviendo con sal en el momento o ponerlos en una bandeja, separando capas con un papel para freezer y luego llevarlos al freezer para utilizarlos otro día (o hacer parte en el momento y guardar parte para otro día, como hago yo).
  • Al hervirlos hacerlo en una olla ancha, por turnos, sin encimar todos para no romperlos. Irlos sacando con la espumadera y ponerlos en la fuente, no encimados. Es como que conviene que se “estacionen” unos minutos cosa que se va dando mientras se hacen todos.

Salsa: a mí me gustó mucho acompañarlos con la siguiente salsa en la que mezclo todos los ingredientes un buen rato antes y al momento de servir la fuente,  la caliento y rocío la pasta (la leche hace que no sea tan espesa y se meta entre todos los ñoquis y no sólo por arriba)

  • 125 ml de crema de leche
  • 4 ó 5 hongos secos picados
  • sal, pimienta (yo le puse en realidad un poco de una mezcla de especias de la India que tenía… genial!) y curry en polvo
  • 1 ramita tomillo
  • 1 ramita de la planta de curry
  • 1 cucharada de queso Finlandia
  • 1 chorro de leche.

Tiene un sabor algo exótico, agridulce y con una salsa perfumada por las especies, las aromáticas y los hongos.

Enjoy!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s