Ensalada camba

Lechuga mantecosa o criolla o morada (diría que mejor no la repollada ya que es demasiado crocante para el efecto) cortada con la mano en una ensaladera.

Agregarle cebolla cortada casi transparente (si no le sale o no tiene cuchillo muy filoso, mejor picarla, la idea es que no haya pedazos demasiado notorios “al diente”).

En último lugar, agregar papaya madura cortada del tamaño de gajos de mandarina o naranja.

Condimentar con aceto balsámico, sal y aceite (en mi opinión no es necesario que sea de oliva pero sí es importante el aceto).

Es la primera ensalada que inventé en Santa Cruz de la Sierra, al encontrarme con el desborde de frutas tropicales por primera vez.

Enjoy!