Humita tucumana de soja en cazuela

img_0101

Humita de soja con queso humeante

Humita tucumana  presentada durante un cocktail del Congreso CREA 2016. Con otros platos de soja, fue parte del catering de Los Petersen en el Restaurante Central de Palermo.

Ajustamos la receta con Gonzalo, tucumano, gran cocinero del equipo Petersen. Salió en cazuelitas individuales…no quedó ni una!

Ingredientes (para 2 personas)

  • 50 gramos de soja extrusada
  • 2 cdas aceite de oliva
  • 150 ml de caldo de verdura para hidratar
  • 2 choclos  frescos de buena raza rallados
  • 1 cebolla chica blanca (100 gramos) picada
  • 1 morrón picado
  • 1 puerro picado
  • 1 cta romero fresco picado
  • pimienta en grano de 3 variedades para moler en el momento
  • 1 cta de comino molido
  • 1 cda de pimentón dulce
  • sal
  • 50 gramos de queso fresco

Pelamos los choclos y los rallamos hasta que salió toda la “carne” con su jugo.

Pusimos la soja en la olla con el aceite y la doramos hasta que quedó bien dorada y muy caliente… Allí mismo agregamos la cebolla picada y el puerro, hasta que estuvieron blandos y como transparentes.

Incorporamos el morrón, el romero fresco y el choclo rallado. De a poco, agregamos el caldo mientras la soja lo iba absorbiendo. Luego de mezclar y de que empezara a cocinarse, le agregamos pimentón dulce, comino, pimienta y sal.

Cuando estuvo cocinado, lo dejamos enfriar tranqui. No fue el caso del servicio, pero si yo hubiera podido lo hubiese dejado de un día para el otro para que se “asienten” los sabores. Luego, lo volvimos al fuego y le agregamos pedazos de queso fresco.

Lo servimos bien caliente en cazuelas individuales. Delicioso, casero, argentino.

A disfrutar!

 

 

Croquetas de soja Plus con arroz y naranjas

Croquetas con arroz y naraja

Croquetas sirio-libanesas humeantes, con arroz y naranja

En esta receta, todo es inventado.  Tiene una “línea editorial” que apunta hacia la gastronomía sirio-libanesa. Quizá su ingrediente principal es que es muy muy saludable.

Ingredientes para 2 personas:

  • 50 gr de soja extrusada
  • 2 cdas de salvado de trigo
  • 2 cdas colmadas de trigo burgol bien cocinado
  • 200 cm3 de agua para hidratar la soja y el trigo durante 5 minutos como mínimo
  • 2 cdas de pasas de uva
  • 100 gramos de calabaza rallada
  • 1 cta café de perejil
  • 1 cta café de romero
  • 1 cta café de estragón
  • 1 cta café de orégano
  • 1 cta café de curry
  • Sal
  • Semillas de sésamo (optativo, pero muy rico y sano)
  • Aceite, un poco
  • Para la guarnición: arroz integral o blanco cocino y una naranja cortada en rodajas.

Una vez hidratada de soja y el trigo, le agregué las pasas, la calabaza, las aromáticas, el curry y sal. Mezclé y con la minipimer (se puede usar cualquier procesadora), la procesé unos segundos para que la mezcla fuera más pastosa y se pudiera ligar con más facilidad sin necesidad de agregar huevo u otra ligazón.

Formé las croquetas (por llamarlas de una manera tradicional) y luego las pasé por semillas de sésamo.

Calenté un poco de aceite en una sartén con tapa y fui colocando las croquetas con suavidad para que no se desarmen. Puse la tapa y dejé que se cocinara despacio de un lado y luego del otro (hasta dorar bien el sésamo y cocinar la calabaza y el salvado de trigo).

Mientras tanto hice el arroz. Las naranjas en rodajas, a temperatura ambiente.

Nota: como en el caso de la receta de buñuelos, dejé una parte de la preparación sin cocinar y las freí en aceite. Quedaron muy muy ricas. Así que se puede hacer de ambas maneras, aunque sin lugar a dudas la primera es más sana.

Que disfruten!

Sandwiches de paté de soja Plus con onda vegana

IMG_1601

Sandwich de pan pita relleno con paté de soja, tomate y lechuga

Paté…que resulta de una simbiosis entre el paté tradicional  y el hummus.

A casi cualquiera le gusta untar un buen pedazo de pan tibio con paté, un ratito antes de comer…O convertir un bol de una pasta untable en el centro de un picada, en donde hundir nachos, tostaditas, tomatitos cherry o huevos de codorniz…al ritmo de una conversación de amigos y una buena bebida.

Con pan pita, tomate y lechuga, es una sanísima elección para los chicos que saltan alrededor. Los acompañamientos del sandwich tienen que ser suaves, ya que es un paté de sabor decidido.

Ingredientes para 2 personas:

  • 50 gr de soja extrusada
  • 150 cm3 de agua para hidratar la soja durante 5 minutos como mínimo
  • ½ limón exprimido
  • 1 diente de ajo
  • 4 aceitunas negras (yo usé aceitunas griegas, que son más dulces y sanas)
  • 1 cda colmada de semillas de girasol
  • 1 cda de aceite de oliva
  • 1 cta de sal marina (usé una que tiene condimentos…finalmente, cualquier sal sirve)
  • 1 cta café de páprika
  • 2 ramitas de orégano fresco (saqué el tallo y me quedé con las hojas solamente)
  • pesto desecado (usé uno traído directo de Génova por Yani…gracias!)
  • pasas de uva (si sólo se va a utilizar para sandwiches)
IMG_1602

El paté de soja es de sabor fuerte y puede acompañarse bien con pan pita y vegetales, sin condimentar

Es tan simple la receta, que da vergüenza escribir el desarrollo. Junto coraje y … allá va:

Con una pinipimer (se puede usar procesadora o cualquier implemento que muela bien…incluidos antiguos cuencos de piedra) molí primero las semillas de girasol con el aceite, el ajo, aceitunas y un poquito de la soja remojada. Fui agregando de a poco el resto hasta hacer la pasta, incorporando todos los ingredientes, excepto el pesto. Finalmente, agregué el pesto a la genovesa, sólo revolviendo.

Pan pita…, paté y -personalmente- un vaso de buen vino. La próxima, haré variantes agregándole a la pasta hongos picados o chía.

Que disfruten!

Pastel de cebolla morada y soja Plus

Pastel de cebolla morada y soja Plus

Pastel de cebolla morada y soja Plus, con polenta reemplazando al clásico puré de papas.

El “pastel” es  -dentro de la gastronomía regional argentina-  uno de los grandes jugadores. El gran crack ha sido siempre el pastel de papas, jamás destronado.

Pensando en mejorar nutricionalmente la propuesta, hice esta versión en la que el puré de papas se reemplaza por polenta o sémola  de trigo y la picada por el extrusado de soja.

 

Ingedientes para 2 personas:

  • 50 gr de soja texturizada
  • 150 cm3 de agua para remojar la soja al menos 5 minutos
  • 1 cta de café de albahaca deshidratada
  • 1 cta de café de romero deshidratado
  • 1 cta de café de perejil deshidratado
  • 2 tacitas de café de polenta
  • 750 cm3 de agua hirviendo con 1 cubito de caldo de verduras para cocinar la polenta
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 morrón rojo en cuadraditos
  • 1 1/2 cebolla morada (300 gramos)
  • 1 cabeza de puerro en rodajitas
  • 1 cebollita verdeo
  • 30 gr de aceite
  • 1 tomate pintón
  • sal

Puse a remojar la soja en un bol con agua, el romero, la albahaca y el perejil deshidratado.

En una sartén eché los 30 gr de aceite y le agregué la cebolla picada, el puerro y la cebollita de verdeo.  Elegí para esta receta la cebolla morada porque es un lindo producto, muy sabroso y con un color fuera de lo común, para la mayor parte de la Argentina. Se usa muchísimo en Perú y Bolivia y también en el NOA de nuestro país. Tiene un sabor más fuerte que la cebolla blanca y hay que tener en cuenta que se debe cocinar con tranquilidad, hasta que esté blandita. Cuando estuvo lista, la mezclé con la soja condimentada y salé todo con sal marina entrefina.

Mientras tanto, en una olla calenté los 750 cm3 de agua y el cubito de caldo (es la primera vez en años que utilizo un cubito en lugar de caldo casero, pero sabiendo el éxito habitual que tiene entre los amantes de la cocina argentinos, quise “popularizarme” con su uso… no estuvo mal el resultado); cuando empezó a hervir el caldo, le agregué el diente de ajo aplastado, el morrón picado y la polenta en forma de lluvia fina, revolviendo. Cociné con cariño, evitando que se formen grumos (todo cocinero sabe qué triste son los pelotones de polenta en su presentación final).

Para armar el pastel se puede utilizar una budinera o un tuper, previamente aceitados, muy ligeramente. Yo utilicé un tuper. Volqué la polenta recién hecha, luego el relleno de soja y cebolla y terminé otra vez con la polenta. Dejé un ratito para que tomara consistencia y lo volqué en la fuente.

Al servir se puede cortar en porciones (es especialmente fácil esta receta para hacereso) y acompañar con rodajas de tomate pintón… o con la ensaladita que se quiera.

Se deja comer con entusiasmo!

Que lo disfruten!!!

Canelones de espinaca y soja Plus

canelones de soja con espinaca, acelga o quinoa

Canelones de espinaca con soja Plus

Acá va una receta con sabor a final del mundial de fútbol. Lo hice para mí y mi invitada, en el almuerzo antes del partido de Argentina y Alemania.

Hice los canelones con espinaca, pero si usted está en Salta o Jujuy los podrá hacer con hojas de quinoa y le saldrá delicioso. Otra alternativa previsible es la acelga, aunque menos sabrosa que la espinaca.

Ingredientes

  • 50 gr de soja extrusada
  • 150 cm3 de agua para remojar la soja al menos 5 minutos
  • 1 cebolla chica (90 gr aprox.) picada
  • 20 gr aceite
  • 100 gr  de espinaca o acelga u hoja de quinoa cocida y picada
  • pimienta de molinillo
  • nuez moscada para rallar

Rehogué la cebolla en el aceite hasta que quedó desmayada y transparente. Le agregué las hojas de espinaca picada (con tallo y todo, porque eran chiquitas y tiernas) y la soja remojada. Salé la preparación y la condimenté con bastante pimienta molida en el momento rallándole nuez moscada con generosidad (si le va a poner otro condimento, no le agregue la nuez moscada).

Ingredientes masa de los canelones:

  • 1 huevo
  • 100 gr harina
  • 3 cdas de aceite
  • 150 cm3 leche
  • perejil en polvo

En una licuadora mezclé el huevo, la harina, el aceite, la leche y el perejil en polvo. La mezcla para estos panqueques es bastante espesa. La idea es que salga gruesita y como seca. Los hice en una sartén mediana antiadherente para no usar ni grasa ni aceite. Si no tiene este tipo de sartenes…a hacerlo como siempre. Hay que ayudar a la masa a extenderse porque es espesa.  De este modo, salen unos 4 panqueques gruesos.

canelones de soja

Canelones para 2 personas

Rellené  los panqueques con mucha generosidad y los coloqué en la fuente que se ve en la segunda foto, de modo que queden bien juntos. Yo les copio a continuación la receta de salsa que utilicé, pero la verdad es que se puede poner cualquiera: salsa blanca, pomarola, fileto, rosada, crema y queso, cuatro quesos, etc.

Receta de la salsa.

  • 1 cda colmada queso tipo filadelfia con bajo contenido de grasa
  • 4 cdas de crema light
  • 1 tomate picado
  • 2 fetas de jamón picado
  • 4 hongos secos picados
  • un chorrito de leche
  • sal y pimienta

Mezclé todo con cariño, corrigiendo lo espeso de la preparación con algo de leche. Lo volqué sobre la preparación y lo calenté en el horno microondas unos 3 minutos. Delicioso.

Que lo disfruten!

 

 

Croquetas de soja Plus con puré mixto

Buñuelos de soja

Buñuelos de soja Plus con salsa de tomate

Croquetas para servir con ensalada o puré mixto de papa y calabaza.

Variante de los buñuelos, en la que me ayudó Tita, que es tucumana y tiene el clásico paladar y la mano para las flores y los platos sabrosos, que es sello de la región. En este caso, me convenció de que usáramos condimento envasado, pese a mis convicciones culinarias un tanto naturistas.

Ingredientes para 2 personas:

  • 50 gr de soja extrusada
  • 150 cm3 de agua para hidratar la soja durante 5 minutos como mínimo
  • 1 huevo entero
  • 30 gr de harina común (son 2 cucharadas)
  • 30 gr de pan rallado o migas de pan (ideal para aprovechar)
  • 1 cebolla mediana picada
  • 20 gr de aceite
  • 1 cda grande de condimento provenzal o condimento para pizza envasado
  • Pimentón colorado
  • Sal

Una vez hidratada de soja, le agregamos la cebolla picada, pan rallado, harina, huevo, el condimento, pimentón colorado, y sal. Con una cuchara tomar las porciones y darle forma pasándolas por par rallado.

En una pequeña ollita, se van friendo las croquetas. Se pueden hacer en una freidora o en una sartén grande, obviamente, pero solemos hacerlo así para utilizar poco aceite en la cocción. Quedan muy simpáticas, por el color que les da el condimento y bien sabrosas.

Como decía en la introducción, servir con ensalada o puré mixto. En lo posible no sólo con puré de papa.

Que disfruten!

Risotto de maíz con soja Plus

Siguiendo con la línea de crear platos que unan nuestras raíces autóctonas y europeas, nuestros platos de terruño adentro con la nueva cocina de corte más vegetariano, va esta receta de maíz blanco andino y soja texturizada.

Lo testeamos en la oficina con Dani, Fer y Jenny. Incorporadas las sugerencias del equipo, transcribo la receta final.

Ingredientes para 3 platos (comimos 4, pero era un almuerzo liviano para seguir trabajando después):

  • 140 gr de maíz blanco remojado desde el día anterior
  • 75 gr de soja extrusada deshidratada
  • 225 cm3 de agua para remojar la soja al menos 5 minutos
  • 1/2 morrón amarillo en cuadraditos
  • 1 cebolla chica picada
  • 50 gr de aceite
  • 1 rodaja de calabaza gruesa
  • 1 hora de laurel
  • 1 ramita de romero (o tomillo).
  • 1 cabeza de puerro y el tallo hasta lo que pueda cortarse en rodajitas
  • sal entrefina o parrillera, pimienta y cúrcuma

Poner 20 gr de aceite en una olla y saltar la cebolla picada, incorporar el maíz y cuando empiece a dorar todo, agregarle 3 tazas de agua, el puerro, salar (no demasiado porque concentra sabores) y dejar en el fuego 1 hora y media. A la 1/2 hora agregar la calabaza en cubos, el laurel y el romero. Dejar que el maíz se ablande.

Mientras tanto, en el resto del aceite saltar la soja espolvoreada con sal entrefina. Sacar, y condimentar con pimienta y cúrcuma.

Mezclar con la preparación del maíz y dejar descansar. Tal vez sea necesario incorporar algo más de agua caliente si se hubiera consumido mucho.

Acompañar con pan.

Que lo disfruten!

Buñuelos de soja Plus en salsa de tomate

Buñuelos de soja

Buñuelos de soja Plus con salsa de tomate

Creo que no hay niño que no disfrute de buñuelos, especialmente si son fritos. Acá va una versión más sanita, con posibilidades de caer en el “pecado frito” también.

Gracias a mis vecinos, que testearon el plato.

Ingredientes para 2 personas:

  • 50 gr de soja extrusada
  • 150 cm3 de agua para hidratar la soja durante 5 minutos como mínimo
  • 1 huevo entero
  • 100 gr de harina común (son 5 cucharadas)
  • 1 cebolla mediana picada
  • 1 lata de tomates perita al natural, picados
  • 20 gr de aceite
  • 1 diente chico de ajo
  • Perejil seco o fresco picado
  • Pimentón colorado
  • Curry
  • Sal

Una vez hidratada de soja, le agregué media cebolla picada, la harina, el huevo, el perejil (con entusiasmo), el pimentón colorado, el curry (media cucharadita) y sal. Mezclé y dejé reposar.

Calenté el aceite en una sartén con tapa y salté la otra mitad de la cebolla picada y, cuando estuvo saltada, le agregué el tomate picado con todo su jugo y el ajo. Cuando empezó a hervir la salsa le agregué la mezcla de soja por cucharadas con cuidado. Puse la tapa y dejé que se cocinara despacio hasta que con una cuchara sentí que ya estaban firmes.

Mientras tanto hice tallarines y lo serví de esta manera. Pero se puede acompañar de arroz blanco, puré de papas o calabaza.

Nota: dejé una parte de la preparación sin cocinar y la freí en aceite caliente poniendo cucharaditas de la preparación. Quedaron muy muy ricas. Así que se puede hacer de ambas maneras, aunque sin lugar a dudas la primera es más sana.

Que disfruten!

Mandioca con chicharrón de soja Plus a la pomarola

Yuca con soja a la pomarola

Mandioca con chicharrón de soja a la pomarola

En todo nuestro Norte se cultiva la mandioca (o yuca). Es exquisita, tiene mayor proporción de almidón que la papa y por eso una estructura particular, más seca, densa y muy sabrosa.  El turbérculo tiene que estar fresco y no fibroso (se nota en las puntas) para poder cocinarlo bien.

Mezclando un poco las raíces nativas y las italianas argentinas, hice esta receta aprovechando las potencialidades de la soja extrusada.

Ingredientes para 2 personas:

  • 50 gr de soja extrusada
  • 150 cm3 de agua para rehidratar la soja al menos 5 minutos
  • 1 mandioca de unos 300 gramos
  • 40 gr de aceite mezcla
  • 2 tomates bien maduros
  • 1 morrón rojo o un ají picante rojo (yo utilicé un ají desecado picante que había hervido entero en otra cocción) picado y sin las semillas
  • 1 diente de ajo pelado y aplastado con la hoja del cuchillo
  • 1 ramita de orégano fresco (se puede usar el seco, obviamente, sólo que es más perfumado y delicado el fresco y más barato aún)
  • sal entrefina
  • pimienta  en molinillo

Pelé la mandioca raspándola y la puse a hervir en agua en rodajas, hasta que se abrieron las rodajas (si nunca lo hizo, no se preocupe, se va a dar cuenta). Saqué y colé. Corté las rodajas por la abertura, al medio.

Pelé los tomates bien maduritos (si no tienen experiencia o no les sale, con 1 minuto en agua hirviendo se sale la piel) y los corté en cubos descartando las semillas (las uso en ensalada). En un recipiente cualquiera puse los tomates en cubitos, los espolvoreé con sal entrefina, las hojitas de orégano, el ají o morrón y el ajo. Mezclé todo con cariño y lo dejé mientras me dedicaba al resto. Este procedimiento es algo personal para hacer pomarola, me lo enseñó en parte un italiano hace muchos años. El tomate suelta su jugo, se empapa de los sabores, pero tiene protagonismo y no pierde nutrientes.

Puse en una asadera 20 gr de aceite y cociné en horno medio-alto (si tiene horno con termómetro son 230º) durante 30 minutos las mandiocas, dándolas vuelta a mitad de cocción.

Mientras tanto, en los otros 20 gr de aceite saltée la soja espolvoreada con sal entrefina hasta que tomó un color parejo tostado y empezó a tener ese característico sabor ligeramente pasado (o quemado) de los chicharrones. Saqué del fuego y espolvoreé con pimienta en grano molida.

Cuando ya estuvieron las mandiocas, puse una sartén sin aceite y calenté los tomates (también se puede calentar en microondas), marchitándolos apenas, sin cocinar, sin revolver, sin agregar nada.

Armar en la fuente la mandioca, luego el chicharrón y por fin la pomarola fresca.

A disfrutar!

 

Humitas de soja Plus

Humita en chala con soja Plus

Humitas de choclo y soja en chalas

Las humitas son un plato delicioso, aunque suele ser muy trabajoso rallar o moler el grano freso para muchas personas. El agregado de soja extrusada duplica con facilidad el volumen del relleno, complementando perfectamente el aporte nutricional del maíz con la proteína de la soja.

Aquí va una receta personal que se suma a las miles que existen en nuestro país para hacer humita.

Ingredientes (para 2 personas)

  • 50 gramos de soja extrusada
  • 130 cm3 de agua para remojar la soja al menos 5 minutos. Preferentemente tiene que quedar sin líquido.
  • 2 choclos  frescos de buena raza con sus chalas
  • 1 cebolla chica (100 gramos) picada
  • 20 cm3 de aceite de maíz
  • sal,pimentón dulce, pimienta, romero, tomillo, laurel

Puse a la carne que se estaba hidratando pimentón, pimienta, sal, romero y tomillo.

Pelé los choclos con cuidado para no romper las chalas. Rallé los choclos que eran extremadamente dulces y tiernos y les saqué toda la “carne”.  Dejé los marlos aparte.

Rehogué la cebolla picada en el aceite hasta que estuvo blanda, transparente y cocida sin dorarla. Mezclé la cebolla con el choclo y la soja. Corregir el salado.

Hice los paquetes con las chalas como se hacen normalmente, haciendo el amarre con las mismas chalas. No fueron muy grandes por el tipo de relleno (más liviano que en otras recetas). En cada paquetito entraron 2 cucharadas de relleno y salieron 6 paquetes.

Luego puse en una olla con tapa los marlos y todo lo que quedaba de las chalas, etc. Le agregué algunas hojas de laurel y un pimiento picante seco que tenía. Agregué agua sin cubrir los marlos y coloqué los paquetes de humita encima. Cociné unos 30 minutos.

Serví con calabaza cocinada al horno, sequita.

Delicioso, casero, argentino.

A disfrutar!